Guatemala es un país libre de poliomielitis desde hace 28 años, al trabajo de erradicación se ha unido desde hacer varias décadas el Instituto tiene una campaña permanente de vacunación contra la polio, dijo la doctora Varinia Pinto, jefe de la Sección Materno Infantil del Departamento de Medicina Preventiva del IGSS.

“El IGSS está enfocado en el esfuerzo de prevenir dicha enfermedad, por lo que la vacuna se aplica a niños de 2, 4, y 6 meses de vida, y sus respectivos refuerzos”, dijo la doctora Pinto.

La poliomielitis es una enfermedad que afecta principalmente a los niños. El virus es transmitido de persona a persona, a través del agua o de alimentos contaminados, y se multiplica en los intestinos desde en donde invade el sistema nervioso. En algunos casos puede causar parálisis, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre otros síntomas están la sensación de cansancio, fiebre, vómito, cefalea, rigidez del cuello y dolor del cuerpo. Es una enfermedad que no tiene cura, pero si es prevenible con la vacunación.

“La vacuna es para prevenir, por lo tanto los padres o encargados de los niños deben verificar en su esquema de vacunación que los menores están al día con su inmunización, y así evitar que aparezca un caso”, dijo la profesional.

Es importante que las personas que viajan al extranjero reciban una dosis de refuerzo para prevenir el contagio, tomando en cuenta que en otros países como Afganistán y Paquistán aún hay casos de poliomielitis, concluyó la doctora.

DEJA UNA RESPUESTA

Agregue un comentario
Ingrese su nombre aquí