Suman 97 personas que gracias a procedimiento quirúrgico recuperan su calidad de vida

Dr. Carlos Herrera.

Benecio Pérez Alonzo, de 55 años, y Luis Santana Monterroso Hernández, de 61, ambos afiliados al IGSS, recibieron el 26 de junio 2018 un trasplante renal. El procedimiento fue realizado por especialistas del Hospital General de Enfermedades del Instituto, gracias a familiares de un donante cadavérico.

“El trasplante renal es el mejor y más completo tratamiento que existe para la insuficiencia renal crónica, para realizarlo es importante que exista la donación de un órgano, en este caso se trató de un donante cadavérico con el que ha sido posible salvar dos vidas”, explicó el doctor Carlos Herrera Nájera, jefe de servicio de cirugía vascular y trasplantes de este centro asistencial.

El programa de donación cadavérica de riñón fue implementado en el año 2006, para lo cual existe una normativa legal. A la fecha han sido realizados 97 trasplantes de este tipo.

Estos procedimientos se han realizado gracias a la coordinación entre las autoridades de este hospital así como del Hospital de General Accidentes Ceibal, cuyos profesionales a través de un subcoordinador de nefrología entrevistan a los familiares del paciente fallecido, quien prácticamente se convierte en un héroe anónimo porque salva dos vidas, “En este caso se trató de una persona de 65 años”, indicó el doctor Herrera.

Por su parte la doctora Agua Luz Hernández, jefe del área clínica de trasplante renal de la Institución, dio a conocer que hay dos tipos de programas, uno es el de donante vivo, donde un familiar le dona el riñón al paciente; el otro, es el de donante cadavérico, que consiste en que personas en situación de muerte cerebral que no tienen ningún parentesco ni de amistad con un paciente urgido de un trasplante, pero su familia de manera altruista aceptan que se donen sus riñones.

¿Quién puede donar?

El donante vivo puede ser cualquier persona mayor de 18 años, lo único que se necesita es tener buena voluntad y hablar con su familia para que estén informados de que desean donar calidad de vida a otras personas.

El donante cadavérico es una persona diagnosticada con muerte cerebral ocasionada por cualquier enfermedad, accidente o algún tipo de violencia. En los casos de niños también declarados con este tipo de muerte, pero serán sus padres quienes indiquen que están de acuerdo porque hay niños que están urgidos de un trasplante.


 

DEJA UNA RESPUESTA

Agregue un comentario
Ingrese su nombre aquí